LA IMPORTANCIA DE LOS HOBBIES
Photo by Annie Spratt on Unsplash

LA IMPORTANCIA DE LOS HOBBIES

Desde que soy capaz de recordar, mi hobby favorito ha sido la lectura. Yo leía.

Yo leía cualquier cosa que cayera en mis manos, podía leer durante horas sin cansarme, tenía una linterna que sacaba cuando mi madre apagaba la luz de mi cuarto, ¡cuántos libros de El barco de vapor he descubierto gracias a esa linterna! Aunque mis favoritos eran los de Los Hollister, sin duda. Me gustaba pensar que algún día yo también resolvería misterios y exploraría el mundo como ellos.

De pequeña, era de las que quería que llegara el día en el que te compraban los libros del curso siguiente para poder empezar el libro de lectura cuanto antes, siempre lo terminaba antes de que empezaran las clases.

Después seguí leyendo y ahora sigo leyendo.

Otra de las cosas que me encanta hacer es bailar y, más concretamente, bailar swing. Es un estilo de música que transmite súper buen rollo, invita a sonreír todo el rato y a disfrutar un montón con cada canción. Además, es una afición que, cuando estás viajando sola, como yo, te permite rápidamente encontrar gente con la que compartes afición y pasar muy buenos ratitos. En Chiang Mai hasta preparamos una pequeña coreografía que nos quedó así de divertida 🙂

Swing en Chiang Mai

¿Tienes hobbies?

Estoy segura de que tú también tienes algún hobby, aunque no estés sacando tiempo para disfrutarlo.

Antes de avanzar, me gustaría hablar primero de lo que es un hobby. Si hacemos caso a la RAE vemos que es una actividad que se realiza meramente por placer durante nuestro tiempo libre. Se puede traducir como pasatiempo o distracción predilecta.

Es un hobby si…

Te distrae, te hace olvidarte del tiempo, lo harías independientemente de que con ello consiguieras un beneficio o no, es algo por lo que no te pagan (es más pagarías por ello si fuera necesario), disfrutas de cada minuto que pasas inmersa en ello y es algo tuyo que siempre has tenido, que siempre ha estado ahí de una manera o de otra.

No es un hobby si…

En cambio, si no cumple alguna de las dos premisas de la RAE (placer y tiempo libre) no estarás disfrutando de un hobby. Me explico.

Puede que pienses que ir al gimnasio es un hobby y, puede serlo, pero si lo haces “obligada” de alguna manera por la necesidad de hacer algo saludable, de la operación bikini o con cualquier otro objetivo que no sea “por placer”, deja de ser un hobby. O, si te apuntas a clases de cata de vino porque tienes una amiga que te anima a ello, pero tú realmente no lo disfrutas, entonces será complicado que se convierta en un hobby.  A mí me encanta probar actividades nuevas, pero si no es lo tuyo, prueba con algo más, hasta encontrar ese hobby que te absorbe por completo.

Generalmente son aficiones que tenemos desde hace mil años y aunque no les demos mucha bola, siguen ahí. Pero…también podemos descubrir nuevos hobbies cada día o adaptarlos. Yo no crecí bailando swing pero sí es cierto que de pequeña hice ballet y gym jazz, después probé con el flamenco y la salsa y, más tarde, mi pasatiempo de bailar se convirtió en bailar swing.

Sensaciones

Hay una razón científica para demostrar esa sensación de felicidad que tienes cuando estás haciendo algo que realmente te gusta. En varios estudios se ha concluido que cuando hacemos algo que nos divierte, el cerebro segrega más endorfina y más serotonina y, éstas dos hormonas, parece que son las responsables de que sintamos bienestar, por algo se las conoce como hormonas de la felicidad.

Yo, en mi línea viajera, pienso que los hobbies son pequeños viajes que hacemos cuando los practicamos. Un hobby te puede llevar a un montón de lugares. Si lees puedes viajar a donde el libro te lleve, si bailas o tocas música te puedes trasladar a EEUU en los años 30, a un tablao flamenco en Granada, al palacio de las mil y una noches, a una fiesta loca de los 80, a un salón de Viena con una orquesta dirigida por Johann Strauss o a las calles más canallas de Buenos Aires. Si lo tuyo son las manualidades puedes sentir que paseas por una playa mientras pintas arena de colores, puedes visualizar bandadas de pájaros mientras construyes una cometa o dibujar cualquier paisaje que tu imaginación pueda inventar.

Los hobbies disparan nuestra atención igual que lo hacen los viajes y éste es el primer impulso para empezar cualquier proceso de cambio interno y externo.

Beneficios

En un orden más académico puedes encontrar también listados de los beneficios que produce practicar algún hobby. Estos son algunos:

  • son una desconexión de nuestra rutina, nos equilibran cuerpo y mente y con ello reduces el estrés.
  • las aficiones hacen que desarrolles talentos que siempre han estado contigo y también nuevas capacidades de las que no eras consciente.
  • mejoran tu vida social, amplían tus círculos y te ponen en contacto con otras personas a las que les mueven tus mismos intereses.
  • un hobby se puede asociar con aprendizaje y desarrollo personal.
  • suponen un alivio para la ansiedad, el nerviosismo o la depresión y ayudan a prevenir enfermedades como el Alzheimer.
  • tu creatividad se dispara y te ayudan a trabajar la auto-disciplina .
  • pueden suponer una ayuda para mejorar tu salud física tanto si son aficiones relacionadas con la práctica de algún deporte como si no.

Busca tu hobby

¿Cuál es tu hobby? ¿Me lo cuentas en los comentarios?

Si ahora mismo no tienes muy claro si realmente tienes un hobby porque el trabajo te ha absorbido todo tu tiempo o porque crees que a ti no te da la vida para cosas de estas, párate y piensa.

hobbies
Photo by Brooke Cagle on Unsplash

Y después de pensar, ¡actúa!

Quizás prefieres hacer actividades más cerebrales o intelectuales como la lectura o la música. Quizás eres más de lo práctico o físico y disfrutas con la jardinería o el baile. Lo que es seguro es que hay algo que te hace sentirte diferente y a gusto cuando lo haces y, si aún no lo has encontrado, prueba distintas opciones y encuentra ese pasatiempo que te hace liberar endorfinas.

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Hola Miren! Uno de mis hobbies es dibujar. Es mi forma personal de meditación. Me ayuda a conectar con mi interior.

    1. ¡Qué bueno, Arantza! El concepto de «forma personal de meditación» me encanta porque hay muchas formas de meditar y, a veces, lo asociamos con algo complejo o difícil de alcanzar y puede ser tan sencillo como encontrar una actividad que te haga sentir ese estado de flow en el que las horas parecen minutos. ¡Mil gracias por contarnos tu experiencia!

Deja un comentario

CERRAR
×